Equipo Jurídico Pueblos

Equipo Jurídico Pueblos

martes, 11 de julio de 2017

RESISTIENDO EL OLVIDO

UN AÑO DEL ASESINATO DE NAIMEN AGUSTIN LARA
-UN CRIMEN EN LA IMPUNIDAD-
  
Naimen Agustín Lara.
El 11 de julio del 2016, los pobladores del corregimiento La Sierrita del municipio de Chiriguaná-Cesar, decidieron realizar una jornada de protesta ante la decisión del Ministerio de Salud de cambiar de nivel el Hospital público San Andrés afectando el servicio a los municipios del centro del departamento del Cesar.

Archivo propio.
La respuesta estatal a las justas peticiones de la Comunidad fue enviar el Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía Nacional –ESMAD- y efectivos de la Policía Nacional; asesinando con arma de dotación oficial al dirigente de negritudes NEIMAN AGUSTIN LARA; hirieron con arma de fuego a una segunda persona que padece trastornos siquiátricos; hirieron gravemente a otro joven a quien arrollaron con una moto oficial sobre su cuerpo en tres ocasiones; golpearon brutalmente con los bolillos en la cabeza a un número considerable de pobladores, golpearon en el rostro a varias mujeres; irrumpieron sin orden judicial a viviendas; detuvieron arbitrariamente, destruyeron bienes de la comunidad, hurtaron objetos personales y aplicaron tortura colectiva a los pobladores del centro del departamento del Cesar. 

Archivo propio.
Cerca de las tres de la tarde, en el corregimiento de Rincónhondo de Chiriguaná, un número aproximado de 10 miembros del ESMAD irrumpieron violentamente y sin orden judicial a una casa dañando la chapa golpeando a los jóvenes EZQUIEL JOSE TORRES SANCHEZ, IVAN NAVARRO y DANIEL MAURICIO QUINTERO RAMIREZ. Del lugar, sacaron a uno de ellos golpeándolo hasta dejarlo inconsciente; mientras que al otro, de 18 años de edad, lo obligaron a arrodillarse recibiendo un fuerte golpe en la cara. El tercero fue golpeada en la cabeza originándole una herida abierta en cuero cabelludo.

A las 5:00 pm, en el punto de Boca del Puente, en la vía que conduce del Cruce a Rincónhondo, la comunidad se encontraba apostada sobre la vía cuando arribaron dos camionetas y motorizados de la Policía de la estación de Chiriguaná; simultáneamente hizo presencia efectivos del ESMAD quienes dispararon gases lacrimógenos de manera horizontal contra los manifestantes produciendo la estampida de los pobladores; en ese instante el patrullero de la Policía CARLOS EDUARDO AFANADOR IBARRA descendió de una de las motocicletas sacó una pistola 9 mm, la cual apuntó contra varias personas que huían de los gases. De esta manera, procedió realizando un primer disparo contra un joven sin lograr impactarlo, de inmediato disparó contra una segunda persona fallando de nuevo, y en la tercera oportunidad activó su arma, impactando en la espalda de NAIMEN AGUSTÍN LARA, quien minutos después falleció.
Patrullero Carlos Eduardo Afanador Ibarra, autor material de la muerte de Naimen.
El 16 de diciembre de 2016, en Aguachica, Cesar, fue capturado por el CTI de la Fiscalía General de la Nación el patrullero de la Policía Nacional, Carlos Eduardo Afanador Ibarra,  de 26 años de edad, señalado de asesinar a Naimen Agustín Lara.

Lamentablemente el Fiscal 22, seccional de Chiriguaná, no permitió la presencia de los familiares ni sus apoderados en las audiencias preliminares, negando el derecho de las víctimas a participar en el proceso penal. Contra el agente policial Afanador Ibarra se impuso medida de aseguramiento consistente en detención preventiva, ordenándose su reclusión en la estación de Policía de la Jagua de Ibirico. La defensa del patrullero alega que los hechos ocurrieron en un cruce de disparos, situación que ha sido desmentida con suficiencia por los diversos testigos presenciales. Actualmente el proceso está suspendido por cuanto la defensa interpuso impugnación de jurisdicción pretendiendo que la investigación sea asumida por la justicia penal militar.

Naimen Agustín Lara tenía 39 años de edad, padre de seis hijos menores, era un reconocido dirigente del Consejo de Comunidades Negras de La Sierrita, el Cruce y la Estación de Chiriguaná -CONESICE-. Sus coterráneos lo llamaban “el profesor” por incentivar el deporte en la juventud de La Sierrita. A un año de su asesinato, familiares y comunidad exigen VERDAD y JUSTICIA, no solo contra el autor material, sino contra los altos mandos policiales del departamento del Cesar y contrala línea de mando del Esmad.

11 de julio de 2017.

EQUIPO JURÍDICO PUEBLOS

MOVIMIENTO DE TRABAJADORXS, CAMPESINXS Y COMUNIDADES DEL CESAR - MTCC

No hay comentarios:

Publicar un comentario