Equipo Jurídico Pueblos

Equipo Jurídico Pueblos

lunes, 12 de junio de 2017

RESOLUCIÓN DE ACUSACIÓN CONTRA EL CORONEL LUIS FRANCISCO FULA CÁRDENAS POR MASACRE EN ZONA RURAL DE CURUMANÍ - CESAR

Archivo: ejercito.mil.co
La Fiscalía 44 Especializada de Derechos Humanos de Bucaramanga profirió resolución de acusación contra el Coronel del Ejército Nacional LUIS FRANCISCO FULA CÁRDENAS por los delitos de homicidio en persona protegida; desplazamiento forzado de población civil; en concurso con tortura, actos de terrorismo, secuestro extorsivo, destrucción y apropiación de bienes protegidos y concierto para delinquir por hechos ocurridos el 4, 5 y 6 de diciembre de 2005 en el municipio de Curumaní – Cesar.

Durante este período, aproximadamente trescientos paramilitares del Bloque Norte comandados por Rodrigo Tovar Pupo alias  Jorge 40,  en coordinación con tropas del Ejercito Nacional adscritos al Batallón Energético y Vial No. 3, bajo el mando del Coronel FULA CÁRDENAS y con el apoyo del Alcalde de Curumaní de la época, incursionaron violentamente en las veredas Lamas Verdes y Nuevo Horizonte del Corregimiento de Santa Isabel del municipio de  Curumaní.

Los paramilitares iniciaron su recorrido de muerte desde la noche del 3 de diciembre en la vereda Nuevo Horizonte para culminar en el sitio Portón Rojo, donde perpetraron los más horrendos crímenes que lesionan la conciencia de la humanidad: impidieron la libre circulación de los habitantes, privaron de la libertad a un número aproximado de cuarenta y cinco campesinos, entre ellos varios niños, quienes fueron sometidos a torturas física y psicológicas, tratos crueles, inhumanos y degradantes; además se apoderaron de ganado vacuno, porcino, aves de corral, mulas, productos agrícolas, ropa, víveres e incendiaron y destruyeron viviendas. Miembros de la comunidad señalan que varias víctimas fueron brutalmente torturadas, entre ellas el campesino Héctor Julio Manzano a quien le introdujeron por las fosas nasales un objeto corto punzante, mientras que a Carlos Julio Hernández lo golpearon con un martillo en las rodillas hasta producir su muerte.

Fueron asesinados, previa reducción a un estado de indefensión e inferioridad a los campesinos HECTOR JULIO MANZANO GUERRERO, ELIDER RAMIRES PINEDA de 20 años de edad, padre de una niña para la época de los hechos; DEIBER PARADA BECERRA de 18 años de edad, CARLOS JULIO HERNANDEZ TRIADA de 70 años de edad, padre de nueve hijos, habitaba la región desde hace 40 años; NUMAEL RAMIREZ PINEDA (hermano de Elider) de 22 años de edad, RUBEN ANGEL PACHECO CONTRERAS, JOSÉ DEL CARMEN CARVAJALINO, NUBIA ESTHER LEÓN QUINTERO y ALFREDO ACOSTA de 40 años de edad padre de cinco hijos.  

Los signos de tortura y las condiciones en que familiares y testigos encontraron algunos cadáveres, revelaron  la atrocidad y barbarie con que actuaron los agresores. Según las declaraciones de los familiares, la tortura y las ejecuciones de algunas de las víctimas se produjeron ante la mirada de sus seres queridos. Posteriormente, la población de las veredas de Lamas verdes y Nuevo horizonte fueron objeto de constantes amenazas de muerte que provocaron el desplazamiento forzado de la población, viéndose obligados a abandonar sus bienes muebles y sus fincas.

En el proceso penal declararon jefes paramilitares que en versiones de Justicia y Paz señalaron a miembros de la fuerza pública como coautores de la masacre; igualmente señalaron Alcalde Municipal de Curumaní de la época como uno de los determinadores de los crímenes. Mientras en la zona rural de Curumaní se ejecutaba esta masacre, en el casco urbano del municipio, el jefe paramilitar Jorge 40 reunió a reconocidos políticos de las Costa Norte, en lo que posteriormente se conoció nacionalmente como la “Cumbre de Curumaní”. El 5 de agosto de 2014 uno de los testigos principales de los anteriores hechos, el ex jefe paramilitar Javier Urango Herrera, alias Chely, fue asesinado en extrañas circunstancias dentro del aeropuerto de Valledupar.

Después de rendir indagatoria y ante la inminencia de la medida de aseguramiento, FULA CARDENAS permanece prófugo; por intermedio de su abogado defensor solicitó la suspensión de la orden de la captura siendo concedida por parte de la Fiscalía; hecho que genera consternación en los familiares de las víctimas en la medida que los hechos investigados constituyen Crímenes Contra la Humanidad, pero además, el acusado nunca ha mostrado interés por contar la VERDAD.

Bucaramanga, 12 de junio de 2017


Equipo Jurídico Pueblos

No hay comentarios:

Publicar un comentario