Equipo Jurídico Pueblos

Equipo Jurídico Pueblos

jueves, 4 de mayo de 2017

RESISTIENDO EL OLVIDO

Ariel Vargas Ardila, oriundo de San Vicente de Chucuri-Santander, hijo menor de la familia Vargas Ardila, trabajaba como mecánico en el taller que tenían sus padres en el pueblo, en ese mismo lugar laboraba su hermano mayor Gerardo Vargas Ardila. El 4 de mayo de 1990 estos jóvenes fueron víctimas de una agresión injustificada  por parte de miembros del Ejército Nacional adscritos al Batallón D´elhuyar, siendo asesinado, mientras que su hermano Gerardo fue víctima de un montaje judicial.

 “Nuestra familia era propietaria de un taller de mecánica en el centro de san Vicente y arreglábamos muchos carros, tanto así que muchas veces del batallón D´elhuyar nos llevó carros para mantenimiento. El 3 de mayo de 1990 un señor que se llamaba Enrique vino a contratarlos para que fueran a arreglar un carro como a dos horas de camino, por eso mis hijos fueron hasta allá. Ese mismo día no supimos nada de ellos, pero no fue extraño por la distancia tan larga que había, al otro día nos llamaron a decirnos que a mi hijo lo habían asesinado. Según  nos relató nuestro hijo Gerardo, quien se encontraba en ese momento con Ariel, ya habían terminado de arreglar el vehículo, Ariel estaba recostado en el capó terminando de revisarlo, en ese momento apareció el helicóptero del Ejército Nacional, Ariel no alcanzó a reaccionar, a Gerardo no lo hirieron o mataron porque estaba bajo un árbol. A los pocos minutos el Ejército llegó al lugar y obligo a Gerardo a subir  los cuerpos destrozados de Ariel y el señor Enrique al helicóptero.”

Este hecho pone de manifiesto la sistematicidad de las ejecuciones extrajudiciales en el país; haciendo una minuciosa selección de las víctimas: Personas humildes, jóvenes pobres, excluidos; lo que no es casualidad, ni producto del actuar irreflexivo de unos cuantos uniformados sino parte de una política de Estado.

Al contrario, es una muestra que el actuar de este Batallón en la zona de su jurisdicción no era improvisada, este no es el primer asesinato que se registra en ese sector y por la misma época en circunstancias similares, las violaciones a los Derechos Humanos de los pobladores de San Vicente de Chucurí y sus alrededores ha sido una constante. 

Son ya 17 años de impunidad, este caso como otros más siguen sin ser investigado por autoridad judicial alguna.

Seguimos construyendo memoria que anima la resistencia, que niega el olvido, que alimenta la esperanza.

Jueves 4 de mayo de 2017.

EQUIPO JURÍDICO PUEBLOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario