Equipo Jurídico Pueblos

Equipo Jurídico Pueblos

jueves, 23 de marzo de 2017

EN AUTO-AISLAMIENTO POR PROTECCIÓN SE ENCUENTRAN CUATRO PRESOS POLÍTICOS DEL ELN EN EL EPAMS-VALLEDUPAR

El pasado viernes 17 de marzo, se llevó a cabo un operativo de la guardia penitenciaria en varios patios del Establecimiento de alta seguridad de Valledupar, incautándose elementos prohibidos a algunos detenidos. De acuerdo con la información trasmitida al Equipo Jurídico Pueblos, tras este hecho, al parecer funcionarios del cuerpo de custodia, difundieron el rumor de que el preso político del ELN, LUIS FERNANDO SUESCUN, había trasmitido informes previos al procedimiento institucional, generando que el mismo fuera físicamente agredido por otros internos.

Indican los detenidos, que la difusión de este tipo de comentarios falsos, entre la población reclusa, se viene convirtiendo en una práctica recurrente que tiene por objeto, generar divisiones y poner en la “picota pública” a quienes están desarrollando un ejercicio de documentación de la situación de derechos humanos al interior del Establecimiento. Ésta, señalan, se suma a otros métodos que ponen en riesgo tal labor, y que han sido informados a la Corte constitucional en el marco del seguimiento a la sentencia T-282 de 2014, tales como el traslado de internos a patios donde sus vidas corren peligro, o el inicio de indagaciones disciplinarias por su participación en acciones de protesta, entre otras.

Los presos políticos, en efecto, han jugado un rol importante en la defensa de los derechos humanos y han venido reclamando de la Institución penitenciaria, la adopción de políticas y medidas que garanticen el goce efectivo de los mismos. De igual manera, han exigido la adecuada clasificación de la población reclusa, que tenga en consideración, entre otros factores la naturaleza del delito por el cual se encuentran condenados.

Actualmente, los presos políticos del ELN se encuentra dispersos en los distintos pabellones del penal, poniéndolos en una evidente situación de desprotección y riesgo; lo que a su vez implica un desconocimiento de las particularidades que les son propias.

A raíz del ambiente tenso, generado luego de la agresión física sufrida por el preso político del ELN, LUIS FERNANDO SUESCUN, los detenidos RODRIGO TAMARA GALINDO, LIBARDO PABON  y GEINER MOSCOTE, también condenados por su pertenencia a la misma organización insurgente, solicitaron del Establecimiento la adopción de medidas de protección, siendo trasladados desde el sábado 18 de marzo, junto al primero de los mencionados, a las celdas transitorias, catalogadas por los detenidos como calabozos, contiguas al Pabellón 9.

Su reclusión en estos lugares, conlleva restricciones notorias de comunicación y socialización con otros internos, incrementando el encierro; razones por las cuales se habla de un aislamiento, que como tal, no puede prolongarse indefinidamente.

Los presos políticos del ELN, han solicitado a la administración del Establecimiento, su reubicación en un pabellón, donde además sean recluidos otras personas acusadas o condenadas por su pertenencia real o presunta a la misma organización rebelde. Reivindicación ésta, que viene siendo defendida desde hace varios años, como medida de reconocimiento de su condición y a la vez como garantía de protección de su vida e integridad.

Hacemos un llamado al Instituto Nacional Penitenciario y carcelario, a implementar una adecuada clasificación de la población reclusa, con miras a reducir la violencia intracarcelaria, una de las problemáticas más sentidas en las prisiones del país. Medida que a su vez puede contribuir a generar las confianzas mutuas que se exigen en las mesas de negociación entre el gobierno y la insurgencia.

Bogotá, Marzo 21 de 2017

Equipo Jurídico Pueblos

No hay comentarios:

Publicar un comentario