Equipo Jurídico Pueblos

Equipo Jurídico Pueblos

lunes, 6 de febrero de 2017

CAPTURADO DIRIGENTE CAMPESINO DEL CONGRESO DE LOS PUEBLOS DE PELAYA - CESAR

Acción Urgente



A un día de instalarse en Quito la mesa pública con el ELN, es capturado el dirigente campesino JOSE TRINIDAD RAVELO en medio de un operativo dirigido  por la Policía Judicial de la DIJÍN y miembros del Ejército Nacional. A las 5:30 de la mañana de hoy 6 de febrero, hombres de civil fuertemente armados arribaron a su vivienda ubicada en zona rural de Pelaya - Cesar procediendo a trasladarlo de inmediato a Valledupar.

JOSÉ TRINIDAD es un reconocido dirigente campesino del Congreso de los Pueblos del centro del departamento del Cesar; integrante del Movimiento de Trabajadorxs, campesinxs y Comunidades del Cesar MTCC; además es dignatario de la Junta de Acción Comunal de la vereda Singararé del municipio del Pelaya. Las comunidades de esta región del Cesar han realizado durante los dos últimos años varias jornadas de protesta oponiéndose inicialmente al fracking e impulsando un movimiento que se opone a la política arrasadora de la Ruta del Sol dos, en la medida que el trazado afecta gravemente la economía campesina de las veredas de la zona alta de Pelaya.

El 24 de diciembre de 2016 fueron capturados en el casco urbano de Pelaya los campesinos JOSÉ ÁNGEL LINDARTE y REINEL PAYARES, ambos pertenecen al Movimiento de Trabajodorxs, Campesinxs y Comunidades del Cesar -MTCC-, adscritos al Coordinador Nacional Agrario -CNA-.

El Equipo Jurídico Pueblos mediante comunicado de 6 de enero de 2017, denunció los empadronamientos que realiza el Ejército Nacional en zona rural de Pelaya. En ese comunicado alertamos sobre el proceso penal que adelanta la Fiscalía 47 contra el Terrorismo con sede en Valledupar, en el que señala a las comunidades campesinas de atentar contra maquinarias del consorcio de la Ruta del Sol.

Posteriormente, Noticias Uno – la Red Independiente, denunció que el jefe de seguridad del consorcio referido instaló un equipo de interceptación de comunicaciones de los dirigentes campesinos  pretendiendo relacionarlos con la guerrilla del ELN.

Este hecho, que se suma a otra serie de acciones de persecución brutal contra el movimiento campesino en Colombia, pone de nuevo en entredicho la verdadera voluntad estatal y las clases en el poder, de aportar en la construcción de una sociedad que avance hacia la “paz”. Mientras se negocia con las insurgencias, las comunidades siguen siendo encarceladas y criminalizadas. Policía, Ejército y Fiscalía continúan actuando en abierta guerra contra los sectores populares que se movilizan.

6 de febrero de 2017

Equipo Jurídico Pueblos

No hay comentarios:

Publicar un comentario