Equipo Jurídico Pueblos

Equipo Jurídico Pueblos

martes, 20 de septiembre de 2016

GUARDIA PENITENCIARIA AMENAZA A POBLACIÓN PRIVADA DE LA LIBERTAD QUE PROTESTA EN CÓMBITA BOYACÁ

Lejos de respetar y garantizar el ejercicio de la huelga, iniciada por la población privada de la libertad del establecimiento penitenciario y carcelario de Cómbita – Boyacá, que exige la humanización y dignificación de las condiciones de reclusión, el sargento de la guardia penitenciaria, de apellido VACCA desplegó acciones, represivas que hasta el momento se ha concretado en la amenaza o intimidación contra los manifestantes.

Preocupan este tipo de prácticas, si se tiene en cuenta que se ha vuelto recurrente el uso de castigos velados o arbitrarios contra la población reclusa que ejerce su derecho a la protesta, a través de traslados, aislamiento, sanciones disciplinarias que van desde el descuento de la redención hasta el impedimento de recibir visitas.

Desde la noche del día 18 de septiembre, detenidos de todos los pabellones del Establecimiento penitenciario y carcelario de alta seguridad de Cómbita, se encuentran en una jornada de protesta pacífica por las deficientes condiciones de reclusión, que desconocen la dignidad y la vida digna de las personas privadas de la libertad.

Señalan los detenidos que la alimentación que reciben de la empresa privada SERVIALIMENTAR es pésima en calidad y gramaje; que a pesar de la emergencia carcelaria, la atención en salud es inadecuada, que se han presentado serios problemas de comunicación en los últimos días, violando de manera abierta y permanente una pluralidad de derechos, sin que sus reclamanciones de solución previas hayan sido atendidas por las autoridades competentes.

El derecho a la resistencia le asiste a toda persona o colectividad que vea afectada sus mínimos de vida digna, máxime cuando se encuentran sometidas a relaciones especiales de sujeción.

Las reclamaciones de los detenidos del EPAMS - Cómbita hoy merecen de una vez por todas soluciones inmediatas. Las causas de estas problemáticas que conllevaron, entre otras, a las declaratoria del Estado de Cosas Inconstitucional, tienen su origen en la privatización gradual –a través de la tercerización de servicios- que se viene implementando en las cárceles y penitenciarías del país y que convierten en un rentable negocio la garantía de los derechos humanos.

Instamos a las autoridades penitenciarias a atender las exigencias, por demás justas, de las personas en huelga y abstenerse de imponer castigos por el ejercicio de un derecho fundamental, como lo es la Resistencia. Solicitamos a los entes de control, acompañar y estar vigilantes de esta acción y la actuación de las entidades llamadas a dar solución a la misma. Finalmente, requerimos al Ministerio de Justicia para que revalúe la privatización como medio para garantizar derechos, habida cuenta que la realidad indica que es causa de la vulneración de los mismos.

EQUIPO JURÍDICO PUEBLOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario