Equipo Jurídico Pueblos

Equipo Jurídico Pueblos

jueves, 10 de septiembre de 2015

DENUNCIA PÚBLICA POR DETENCIONES ARBITRARIAS CON FINES DE RECLUTAMIENTO

Como Colectivo Contravía denunciamos públicamente los actos ilegales de reclutamiento realizados por el Ejército Nacional de Colombia en la localidad de Bosa. El pasado martes 8 de septiembre del 2015 a las 6:30 pm aproximadamente, Iván Triviño (menor de edad con T.I. 97122007301) y Diego Pérez (con C.C. 1030586313), estudiantes activos de la Universidad Pedagógica Nacional e integrantes del Colectivo Contravía, se dirigían a la sede de nuestra organización. Al pasar Junto al  CAI  de Bosa La Libertad, se percataron de una Batida ilegal en la Carrera 88 a No. 59 Sur, así que contactaron la línea de atención a detenciones arbitraria con fines de reclutamiento, para reportar el hecho.

Mientras daban los datos de la Batida los militares empezaron a grabarlos, uno de los militares se les acercó y les dijo que venían del Distrito Militar No.1 Batallón Cantón Norte y les mostró un documento, en muy mal estado, donde supuestamente tendrían la autorización de hacer la “compelación”, pero el documento no avalaba para nada dicho procedimiento.

En ese momento intentaron, a la fuerza, subir un joven al camión de referencia Chevrolet NPR, color gris, con vidrios polarizados y con placas amarillas MOA 578 de Moniquirá. Ante esto, Iván y Diego se acercaron al camión para hablar con los jóvenes retenidos arbitrariamente y ratificaron que a todos les habían retenido sus documentos. Vale aclarar que Diego Pérez es objetor de conciencia declarado desde 2010.

Los militares les pidieron los documentos a Iván y a Diego pero ellos se negaron temiendo que también se los retuvieran y prefirieron dar sus números de identificación para la verificación correspondiente.  Llegaron otros hombres con un joven retenido a la fuerza, a quien dejaron en libertar luego de que Iván y Diego insistieron en la ilegalidad del procedimiento.
Acto seguido llegaron más militares, quienes completaron un grupo de diez hombres y uno de ellos parecía estar al mando pero sus insignias no eran visibles. Iván y Diego comenzaron a ser objeto de gritos e insultos y comenzó un forcejeo entre ellos y los militares, quienes finalmente los subieron al camión y, una vez arriba, un militar golpeó en la cara a Iván Triviño -menor de edad- haciéndolo caer al piso.

El alboroto que generó esta agresión llamó la atención de las personas que se encontraban cerca, quienes apoyaron a los jóvenes retenidos hablando con los militares, pero en ese momento golpearon nuevamente a Iván Triviño, razón por la cual los dos miembros del Colectivo decidieron suspender las acciones de denuncia, pues las agresiones habían alcanzado un nivel muy alto: fueron acusados de guerrilleros y amenazados con un arma de electricidad Taser. La indignación de los testigos aumentó tanto que los militares decidieron subir al camión e irse, continuando con las agresiones. En síntesis manifestaban que “ellos eran la ley, que harían con los jóvenes lo que quisieran y que por poco les harían pasar 72 horas en la UPJ”.     
Otros dos integrantes más del Colectivo llegaron y siguieron el camión, que no se detuvo hasta tres cuadras al Sur del colegio San Bernardino, donde se encontraron con una patrulla de la policía. Bajaron a Iván Triviño y lo entregaron a la policía, según los militares,  para que fuese conducido a la UPJ. Diego Pérez invitó a los demás jóvenes a bajar del camión, pero los militares sólo dejaron bajar a Diego. A pesar que se insistió en pedirles que se identificaran, los militares se negaron y arrancaron nuevamente, dejándolos abandonados en la carrera 87B con calle 83 Sur, una zona semi-rural de Bosa, con altos índices de inseguridad. El policía verifico la documentación, se burló de la situación y les dijo que mejor no buscaran problemas con los militares y que tomaran las placas del camión. Al parecer el policía también estaba al tanto de la ilegalidad.

Los otros dos integrantes del Colectivo Contravía siguieron el camión para detener el acto ilegal e injusto que se cometía, pues aún quedaban tres jóvenes privados de su libertad, pero el camión no se detuvo hasta llegar a una parte oscura y solitaria del municipio de Soacha, en un sector de Ciudad Verde. Se bajaron ocho militares y se fueron contra ellos en actitud violenta, así que los dos integrantes decidieron retirarse del lugar, por lo cual la batida continuó (Esto se complementara con los demás reportes que hubo de la misma batida).

Los aquí firmantes rechazamos los hechos relatados, porque constituyen detenciones arbitrarias con fines de reclutamiento, privación ilegal de la Libertad, prolongación ilícita de privación de la libertad, abuso de autoridad por acto arbitrario e injusto, y violación de los artículos 6 y 28 de la Constitución Política de Colombia, por el desacato a la orden de la Corte Constitucional de las sentencias C- 879 de 2.011  y T-455 de 2014 que precisan los alcances de la normativa de reclutamiento, objeción de conciencia y del derecho fundamental al debido proceso para la definición de la situación militar de los jóvenes en Colombia.

Firmantes:

Corporación Claretiana Norman Pérez Bello
Comisión Justicia, Paz e integridad de la Creación Misioneros Claretianos Colombia Ecuador.
Acción Colectiva de Objetores y Objetoras de Conciencia - ACOOC. 
Asamblea Nacional de Objetores y Objetoras de Conciencia - ANOOC.  
Proceso Distrital de Objeción por Conciencia - PDOxC. 
Colectivo Objetarte-Cali.
Kolectivo-Medellín. 
Fundación Comité de Solidaridad con los Presos Políticos - CSPP.
Movimiento Nacional de Victimas de Estado - MOVICE. 
EQUIPO JURÍDICO PUEBLOS.
Tejido Juvenil Nacional Transformando a la Sociedad - TEJUNTAS. 
Asociación Nacional de Estudiantes de Secundaria - ANDES.
Casa de la Juventud de Bosa - José Saramago. 
UTL - Senador Alberto Castilla - POLO
Frente Amplio por la Educación y la Paz, Universidad Pedagógica Nacional


No hay comentarios:

Publicar un comentario