Equipo Jurídico Pueblos

Equipo Jurídico Pueblos

miércoles, 10 de junio de 2015

DETENCIÓN PREVENTIVA PARA PRESUNTOS PARAMILITARES POR TORTURA A LA COMUNIDAD DE TERRAPLÉN EN EL SUR DEL CESAR

El pasado 2 de junio de 2015, sucedió un caso gravísimo de agresión paramilitar en contra de una comunidad campesina y pescadora en el departamento del Cesar, municipio de San Martín, corregimiento de Terraplén.  Sobre el particular incluso se emitieron notas en la televisión nacional:


Sin embargo, el ataque paramilitar es el último de una larga cadena de agresiones, despojos, amenazas y daños ambientales; los cuales se denunciaron en su debido momento, ante las autoridades competentes y también de manera pública, como se puede ver a continuación:

25 de abril de 2015. Acción urgente: por amenazas y presencia de hombres armados, peligra la vida de campesinxs y pescadores de Terraplén – Cesar:

27 de abril de 2015. Policía hostiga y empadrona a campesinos desplazados en el Cesar: http://derechodelpueblo.blogspot.com/2015/04/policia-hostiga-y-empadrona-campesinos.html

28 de mayo de 2015. Acción urgente: continúa la persecución y estigmatización a la comunidad de Terraplén en el municipio de San Martín (Cesar): http://derechodelpueblo.blogspot.com/2015/05/accion-urgente-continua-la-persecucion.html

3 de junio de 2015. Acción urgente: incursión paramilitar en la comunidad de Terraplén en el municipio de San Martín – Cesar:

A pesar de los muchos antecedentes y denuncias, lo sucedido en la noche del dos y la madrugada del tres de junio ha sido, de lejos, lo más grave. Además de todo lo que se denunció el mismo día miércoles tres; se han venido descubriendo más ingredientes de la macabra receta.  Primero que todo, se halló que la mayor sevicia y las peores torturas le fueron infligidas a la única mujer de la comunidad que se hallaba presente, denotando un exacerbada misoginia muy común en la estrategia paramilitar y en la sociedad machista y patriarcal que esa estrategia defiende. Además los hombres armados después de atar de manos y pies a los campesinos procedieron a bajar las aves de corral que se encontraban en el gallinero comunitario degollando 20 gallinas y un gallo arrojándolos al río; minutos antes, el paramilitar identificado como alias John le quitó la cabeza a otro gallo en presencia de varios miembros de la comunidad. Los armados antes de salir tomaron las banderas de Colombia, la blanca de la Paz y del Congreso de los Pueblos expresando que se la llevarían al patrón como prueba del trabajo realizado. En la visita de verificación efectuada por varias organizaciones de derechos humanos los campesinos denunciaron que además de someterlos a  tortura física y sicológica, los paramilitares arrojaron al río las siguientes pertenencias:

-          11 celulares de diversas gamas.
-          Una cámara marca kodak referencia 1230
-          8 fumigadoras de espalda de 20 litros.
-          30 sillas plásticas.
-          5 mesas plásticas.
-          6 canecas de cinco galones de herbecida.
-          5 paquetes de insecticida.
-          Un bulto de semilla de maíz.
-          3 kilos de semilla de ahuyama.
-          4 kilos de semilla de melón.
-          3 kilos de semilla de patilla.
-          20 hamacas.
-          20 toldillos.
-          20 tendidos.
-          3 machetillas
-          5 barretones para sembrar maíz.
-          4 paladragas.
-          6 palas.
-          4 kilos de puntillas.
-          20 pares de botas de caucho.
-          1 alicate.
-          20 termos.
-          3 cavas (neveras de icopor)
-          20 linternas.
-          Bolsos con ropa de los campesinos.
-          La cédula de uno de los campesinos.
-          1  radio transistor marca sony
-          4 estuches de dominó.
-          4 juegos de cartas.

Otro hallazgo fue que, para la acción paramilitar, fueron traídos expresamente cuatro jóvenes habitantes de los barrios empobrecidos de Bucaramanga, la capital del departamento de Santander, distante a unas tres horas del sitio de los hechos.  Esto es particularmente grave porque se repite el modus operandi de los tristemente célebres falsos positivos o ejecuciones extrajudiciales, donde muchachos de zonas urbanas muy deprimidas son trasportados zonas rurales en ejecución de todo un plan criminal; en el caso de las ejecuciones extrajudiciales el plan era asesinarles por unos cuantos pesos y en el caso de Terraplén el plan era usarlos como fuerza de choque paramilitar.  En ambos casos los principales responsables siguen impunes, Álvaro Uribe por los asesinatos y Alirio Díaz por el ataque de la semana pasada.

El 5 y 6 de junio de 2015 se efectuó ante el Juzgado de Garantías de San Martín – Cesar, las audiencias preliminares contra las catorce personas capturadas decretándose la legalidad de la captura, imputación a todos por los delitos de concierto para delinquir, amenazas, uso de comunicaciones, y tenencia de armas de uso personal; a pesar de la petición del representante de víctimas, la Fiscalía no solicitó imputación por tortura arguyendo que lo haría más adelante después de realizar entrevistas a las víctimas. Finalmente el Juzgado impuso medida de aseguramiento intramural.

Durante los dos días de audiencia realizada en zona de control del reciente liberado jefe paramilitar Juancho Prada, los abogados del Equipo Jurídico Pueblos que asumieron la representación de víctimas fueron objeto de señalamientos y seguimientos por parte de presuntos paramilitares siendo fotografiados en varias oportunidades.      

Acerca de la impunidad en el alevoso ataque de Terraplén, se tiene que una Juez de la República ordenó prisión preventiva para 11 de los supuestos paramilitares; sin embargo, el presunto determinador del ataque sigue libre, el despojador Alirio Díaz.  El prontuario de este personaje puede hallarse en las distintas denuncias que arriba se relacionaron, pero un resumen rápido del mismo indica que tiene estrechas conexiones con el comandante paramilitar Juancho Prada, quien tiene como capital de su feudo justamente al municipio de San Martín.  Además se tiene que Alirio Díaz es un depredador y un destructor del ambiente; como también se habrá visto en las denuncias anteriores, el origen del conflicto social en Terraplén fue la destrucción de las ciénagas y playones comunales que le brindaban el sustento a miles de personas en el sur del Cesar.  Con motivo de esa destrucción, la autoridad ambiental de la región, CORPOCESAR, emitió sanción contra Díaz el pasado dos de junio, mediante Resolución 116 de 2015.

Solo resta solicitar verdad, justicia y reparación en este caso tan grave; esto incluye de manera insoslayable que el siniestro Alirio Díaz responda ante las autoridades competentes y se evite así cualquier repetición de los graves hechos aquí denunciados.

Exigimos de carácter URGENTE, a las autoridades Nacionales, desplegar de manera inmediata acciones que protejan eficazmente la vida y la integridad física de los campesinos/as y pescadores del Terraplén.

Exigimos garantías y protección a las comunidades y los miembros de la Comisión de Interlocución del Sur de Bolívar, Centro y Sur del Cesar- CISBCSC, ante posibles represalias que puedan haber por las denuncias realizadas ante las violaciones a los Derechos Humanos que continúan ocurriendo en esta región del país.

Cesar, 9 de junio de 2015

COMISIÓN DE INTERLOCUCIÓN DEL SUR DE BOLÍVAR, CENTRO Y SUR DEL CESAR – CISBCSC
EQUIPO JURÍDICO PUEBLOS - EJP 
COMITÉ AMBIENTAL DE BARRANCABERMEJA – CAB 
CONGRESO AMBIENTAL DE SANTANDER - CASA AGUAYA
PODER Y UNIDAD POPULAR CESAR - PUP CESAR- 
MOVIMIENTO DE TRABAJADORXS, CAMPESINXS Y COMUNIDADES DEL CESAR - MTCC
ASOCIACIÓN COLOMBIANA DE ABOGADOS DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS - ACADEHUM
COORDINADOR NACIONAL AGRARIO - CNA
CONGRESO DE LOS PUEBLOS - CDP


Imagen de los primeros días de la recuperación de los playones.

Imagen de los primeros días de la recuperación de los playones.

Imagen del día después del ataque paramilitar.

Comisión de DD.HH. llega al lugar después del ataque paramilitar.

El Congreso de los Pueblos y el Coordinador Nacional Agrario se reúnen con la comunidad después del ataque paramilitar.
La comunidad de Terraplén sigue firme en su lucha por la Vida y el Territorio

Vuelven a ondear las banderas de Colombia, de la Paz y del Congreso de los Pueblos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario