Equipo Jurídico Pueblos

Equipo Jurídico Pueblos

jueves, 8 de mayo de 2014

Abogados sin Fronteras Canadá acoge con satisfacción la sentencia contra Hever Ovidio Neira Bello por el homicidio del sindicalista Luciano Romero


Bogotá, 5 de mayo de 2014. Abogados sin Fronteras Canadá (ASFC) acoge con satisfacción la sentencia del Juzgado 56 Penal del Circuito del Programa de OIT en contra de Hever Ovidio Neira Bello por el delito de homicidio en persona protegida del sindicalista y defensor de derechos humanos Luciano Romero. 


Luciano Romero fue secuestrado y brutalmente asesinado por hombres del Frente “Mártires del Valle de Upar” del Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en Valledupar, Colombia en 2005. Por este hecho, fue atribuida responsabilidad penal a Niera Bello como coautor del homicidio, caracterizado por la juez como crimen de lesa humanidad y siendo condenado a 390 meses de cárcel.


El sindicalista fue empleado de la empresa Nestlé-CICOLAC y líder sindical de SINALTRAINAL (Sindicato Nacional de Trabajadores de Sistema Agroalimentario). En la sentencia, la jueza afirma que “(…) el homicidio de Luciano Enrique Romero se cometió en el contexto de un ataque sistemático contra la población civil que integraba la agremiación sindical, a quienes se les persiguió y discriminó inmisericordemente”.


La jueza, con base en este reconocimiento, hace alusión a la estrecha colaboración entre el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), el grupo del ejército GAULA y los paramilitares en la época. De acuerdo con la sentencia, estas entidades estatales permitieron que se llevaran a cabo las agresiones contra la población civil.


Por los graves hechos descritos en el presente caso, la jueza solicita que se abran más investigaciones “ (…) para que ojalá de manera contextualizada y no insular, se investiguen los hechos de persecución y violencia contra los miembros de SINTRAINAL y contra la propia agremiación”.


Según Carolina Pimentel, Jefa de la Misión de ASFC en el país, “Colombia sigue siendo uno de los países más peligrosos para ser sindicalista en el mundo y en donde la mayoría de los casos quedan en la impunidad. En razón de lo anterior, ASFC reconoce el valor de una sentencia que ha fallado con base en el derecho, demostrando independencia e imparcialidad.” Asimismo, ASFC felicita la valiosa labor de los abogados defensores, en particular de Leonardo Jaimes Marín, abogado del Equipo Jurídico Pueblos, por su misión representando la familia de Luciano Romero en este caso.


Leonardo Jaimes ha desempeñado su labor como defensor de derechos humanos bajo situaciones de amenaza a su seguridad e integridad física, por lo que ASFC considera que el contexto en que se cometen las agresiones contra sindicalistas y defensores de derechos humanos es preocupante y hace un llamado a la justicia colombiana para seguir investigando, juzgando y sancionando con el fin de evitar la impunidad y satisfacer los derechos de las víctimas.


Por último ASFC se solidariza con las víctimas de violencia sindical en Colombia y estará atento a las investigaciones impulsadas por la justicia colombiana y posibles desarrollos en este caso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario