Equipo Jurídico Pueblos

Equipo Jurídico Pueblos

martes, 9 de julio de 2013

CUATRO MIL MILLONES Y CINCO AÑOS POR EL AGUA QUE NO LLEGA


El pasado viernes cinco de julio se reunió una multitud de campesinos en el Socorro, departamento de Santander.  Ellos provenían de los municipios de Pinchote y El Hato, y llegaron caminando a la capital comunera desde el punto conocido como Berlín, después de una marcha pacífica de alrededor de nueve kilómetros.  El motivo para este gigantesco esfuerzo es que ambos municipios están esperando la construcción y puesta en funcionamiento de sendos distritos de riego por los que ya se han realizado desembolsos multimillonarios de fondos públicos y de las comunidades mismas.   Al menos para el caso de El Hato, según contrato firmado esta obra debería estar funcionando desde abril de 2010, para julio de 2013 se sigue a la espera.  Estos incumplimientos se traducen en unas 300 familias que son mantenidas en una situación de precariedad y vulnerabilidad debido a una provisión deficiente de agua limpia. 

Siguiendo con el caso de El Hato, esta comunidad sola tuvo que aportar DOSCIENTOS VEINTICUATRO MILLONES DE PESOS a través de la ASOCIACIÓN DE USUARIOS DEL DISTRITO DE ADECUACIÓN DE TIERRAS CON RIEGO DEL MUNICIPIO DEL HATO SANTANDER.  Aparte de esto, entre distintas entidades estatales se comprometieron alrededor de DOS MIL MILLONES DE PESOS, la mayoría de los cuales ya fueron entregados.  La empresa contratista aduce haber cumplido pero la realidad es que distrito de riego no hay y eso fue lo que se pagó.  Como dice uno de los líderes de la movilización, Sr. ÓSCAR QUINTERO: “…a la fecha no nos han entregado la obra, ni planos record.”  Para colmo de males se denuncia el pago de CINCUENTA Y CUATRO MILLONES por un rediseño de la obra que no se ha hecho y la deuda de SETENTA MILLONES por conceptos de jornales que la empresa les adeuda a miembros de la comunidad. La empresa supuestamente responsable de todo esto es PAVIGAS LTDA. En el caso de Pinchote se habla de unos MIL QUINIENTOS MILLONES.

Como el campesino santandereano tiene la valentía de los guanes y la claridad política de los comuneros, ambas comunidades han decidido hermanar sus luchas en contra de tamaño acto de corrupción y en defensa del Agua, la Vida y el Territorio.  Con una marcha completamente pacífica y llena de ingenio estas comunidades le expresaron a sus coterráneos de Santander y a todas las autoridades que ya no aguantan más tropelías y que la función pública de vigilancia, control y castigo tiene que ser adelantada de manera eficiente por las entidades competentes.  Esto también se ha venido solicitando por escrito y mediante los canales formales ante la Procuraduría, la Contraloría y además de ha iniciado un proceso judicial por incumplimiento de contrato en el Socorro.  Desafortunadamente, y a pesar de que esas denuncias ya tienen dos años de interpuestas, nada han hecho las entidades de control y el agua sigue sin llegar.

Por todo lo anteriormente denunciado se hace un llamado a la solidaridad nacional e internacional en este aberrante caso de corrupción y denegación de las condiciones mínimas para una vida digna de las personas.  A las autoridades y entes de control se les reclama el cumplimiento de sus deberes legales y constitucionales alrededor de estos hechos

Algunas de las imágenes de la marcha:







No hay comentarios:

Publicar un comentario