Equipo Jurídico Pueblos

Equipo Jurídico Pueblos

miércoles, 30 de enero de 2013

FAMILIARES DE LOS PRESOS SERÁN OBJETO DE SEGUIMIENTOS A TRAVES DEL SISTEMA BANCARIO



Denuncia pública de los presos de la cárcel de Palogordo

Los presos recluidos en la prisión de Girón – Santander comunicamos y denunciamos ante la opinión publica nacional e internacional LA MEDIDA DISCRIMINATORIA que adoptó el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario – INPEC- en convenio con el Banco Popular, mediante el cual se habilitó la cuenta única N- 110-040-311-656 en la que a partir del 31 de enero de 2013 solamente cinco familiares o allegados de cada preso, debidamente autorizados, nos podrán realizar consignaciones de dinero en efectivo.

Según la arbitraria decisión, El BANCO POPULAR exigirá la autorización del preso para que el familiar o allegado pueda consignar, pues de lo contrario, la entidad bancaria no recibirá la transacción.

Con la adopción de esta medida, el Estado colombiano desconoce las condiciones miserables e inhumanas en las que los prisioneros nos toca vivir día a día, para que ahora dicho Banco incurra en la violación de derechos fundamentales entre ellos la presunción de inocencia e intimidad de nuestros familiares que con gran esfuerzo logran consignar unos pocos recursos para el sostenimiento diario, ya que el INPEC no garantiza nuestro mínimo vital, en especial, una adecuada alimentación, los útiles de aseo, materiales de trabajo, la alimentación de nuestros familiares el día de visita, entre otros.

Es claro que El BANCO POPULAR se convirtió en el esbirro principal de los cuerpos de inteligencia al servicio del Estado y en función del desprestigiado INPEC en la medida que nuestros familiares serán objeto de fotografías y toma de huella digitales cada vez que se quiera hacer una simple transacción.

La política DISCRIMINATORIA del BANCO POPULAR orientada por el INPEC, cierra las posibilidades para que los presos podamos recibir el apoyo o solidaridad económica de nuestros familiares y allegados; este tipo de estigmatización es propia del sistema capitalista y política neoliberal que rige al sector bancario. Los presos en su gran mayoría somos personas humildes de origen campesino y marginados por un sector de la sociedad y de la oligarquía criolla.

No estamos de acuerdo con la irracional medida que en nada se compadece con nuestra miserable condición y a la que nos somete el Estado Colombiano. No basta con la conculcación sistemática a nuestros derechos fundamentales, sino que ahora, la pena se extiende nuevamente a nuestros familiares y amigos, quienes serán objeto del más absurdo seguimiento de inteligencia a través del cuestionado sistema financiero.

Desde una simple aplicación del sentido común, nos preguntamos si este procedimiento exhaustivo es igualmente aplicado a los funcionarios del más alto nivel del INPEC y en general del Estado fuertemente cuestionados por actos de corrupción en miles de contratos asignados a dedo a los amigo de quienes detentan el poder, será que sus cuentas son igualmente escudriñadas? será que sus consignaciones son objeto de estudio por parte de las autoridades competentes?

Enero 30 de 2013


PRESOS - PRISIÓN DE GIRÓN





No hay comentarios:

Publicar un comentario